CUATRO GENERACIONES

4 generaciones en una sola imagen #ideas #familia #retratos

CUATRO GENERACIONES
Sus arrugas eran una muestra del esplendor de su belleza en la posguerra.

   Viuda, no recordaba de que bando, ni le importaba, había dado de comer a su única hija, con su cuerpo mutilado por la guerra que le había dejado sin manos para poder sujetar un libro y sin ojos para aprender reglones. La miseria era su credo y las calles de Madrid dibujaban el plano de su vida que prefería ignorar.

  “Su María Dolores”, llevaría una vida diferente a la de su abuela y a la de su madre, este era su firme propósito, se lo había jurado así misma durante todo el embarazo, pero cuando afloró a la adolescencia  de la niña, con sus años dorados, ningún oficio ofrecía mejores ingresos a corto plazo, con su juventud y sus curvas algún pisito de lujo caería. La buena vida es para aquellas que han tenido la suerte de nacer en una familia con los bolsillos llenos de dinero y de oportunidades, las que no, nos queda la calle, el progreso de los cosméticos con pestañas postizas que no se despegan, una lencería sutil capaz de hacer perder la cabeza a cualquiera y el arrojo para salir adelante, todo esto, no nos faltaría.

   Después de largos años de duro trabajo, consiguieron con los ahorros de la noche comprar un pisito, todo quedaba en familia, y los clientes con sus diferencias de edad, no darían problemas, a cada cual los suyos, con las excepciones de los “rarillos”.

   Cuando nació Natalia a principio de la era de la informatización y de la conquista espacial de los satélites, urgía la reforma y adaptación del pisito para los tiempos venideros. La parte familiar, se aisló adecuadamente de la parte profesional, y la pequeña creció rodeada de la prosperidad de las mujeres que quieren romper con su destino.

    En estos tiempos en los que el anonimato es una práctica especializada, y a la mujer se le cierran menos puertas, los hombres sin escrúpulos, la esclavitud camuflada, y el aguantar el vicio sin redención, se sustituirían por la facultad de medicina; la independencia se asociaría a los estudios.

    La bisabuela, abuela y madre, enterraron el cuchillo de guerra para asistir sin maquillar y como ejemplares ciudadanas a la graduación de Natalita.  Esta ya tenía destino en el departamento de Ginecología del hospital de Universitario. La empresa familiar y el consenso entre mujeres había dado sus frutos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La verdadera historia del MAGO MERLIN II /El encuentro con el lobo, y la manada )

UNA HORA antes

La verdadera historia del MAGO MERLIN I (La mota de polvo)